Colesterol: lo que tienes que saber

¡Hola! seguimos con la lista pendiente de artículos que me pedisteis por Instagram. Toca hablar del colesterol, desmentir algunos mitos y aclarar muchos puntos.

¿Es malo el colesterol?,¿son todos iguales?,¿qué alimentos suben el colesterol malo?,¿y cuáles el bueno?, todas estas preguntas y algunas más son las que voy a aclarar con este artículo, así que allá vamos.

En primer lugar, ¿qué es el colesterol?

Es una sustancia parecida a la grasa que se encuentra en todas las células de nuestro cuerpo. ¡Necesitamos de este colesterol! porque interviene en muchos procesos de nuestro cuerpo, como por ejemplo, para poder producir vitamina D, es precursor de hormonas sexuales y forma parte de otras hormonas como el cortisol y la aldosterona cuyas funciones son regular los nivele de agua y sales en el organismo. Además, el colesterol forma parte de las membranas de las células y también es un componente de las sales biliares , sin las que se produciría un síndrome de malabsorción.

Vamos, como podéis ver el colesterol es una sustancia totalmente necesaria en nuestro organismo.

Ahora bien, ¿qué tipos hay?

A nivel coloquial se reducen a dos: colesterol “bueno” y colesterol “malo” y por tanto, resulta fácil saber cuál de los dos no hay que tomar con frecuencia.

Pues bien, tenemos entonces:

Colesterol HDL (lipoproteínas de alta densidad), que es el denominado “bueno”. ¿Por qué? porque está relacionado con la reducción de los niveles totales de colesterol en sangre.  Este colesterol hace que las grasas fluyan por la sangre hasta que llegan al hígado para posteriormente eliminarse, evitando por tanto, que se acumulen en las paredes de las arterias. Este valor debe estar por encima de 45 mg/dl.

Colesterol LDL (lipoproteínas de baja densidad), que es el denominado “malo”.  Éste, va por el torrente sanguíneo desde el hígado hasta los distintos órganos y no se elimina.

Al no eliminarse, esta lipoproteína se acumula en las paredes de los vasos sanguíneos produciendo la llamada aterioesclerosis, una placa que que dificulta la llegada de la sangre al corazón. Por tanto, es un factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares.

Este valor debe estar por debajo de 130 mg/dl.

placa-ateroma.jpg
Diferencia entre una arteria normal y otra con placa

Hablemos de la alimentación, ¿qué alimentos debo aumentar y cuáles reducir para unos buenos niveles de colesterol?

No hay ni que eliminar todos los alimentos que tengan colesterol, ni eliminar las grasas de la dieta, ni alimentarse a base de vegetales.

Si lo que queremos es reducir el colesterol LDL y aumentar el HDL, tendremos que elegir las grasas que favorezcan esto.

Por tanto, deberemos optar por aumentar el consumo de grasas cardiosaludables como las contenidas en el AOVE (aceite de oliva virgen extra), aguacate, frutos secos al natural, pescados azules y los huevos. Por el contrario, tendremos que reducir los alimentos que aumentan el colesterol LDL o “malo”, y éste lo vamos a encontrar en los productos procesados, bollería industrial, galletas y cárnicos procesados.

Un momento, ¿el huevo?, ¿no se elimina de la dieta?

No, no se elimina. Es quizás uno de los alimentos más martirizados con el tema del colesterol. El huevo tiene colesterol como buen alimento de origen animal que es, pero es que esto no nos quiere decir que el colesterol se vaya a ver incrementado por consumir más huevos.

El huevo es un alimento muy completo y nutritivo y por tanto, aunque tenga colesterol, no lo va a subir. Igualmente los pescados azules. Hay que centrarse un poco en el conjunto de un alimento y no únicamente en si tiene o no colesterol, ya que hay alimentos que no lo contienen y que son insanos, y viceversa, alimentos con colesterol muy saludables como es el caso del huevo. Además, y hablando de esto, nuestro cuerpo es capaz de regular el colesterol y ajusta su síntesis para producir el que necesita.

Nombraría más mitos sobre el colesterol, pero para eso os dejo este artículo de Aitor Sánchez por aquí.

En resumen, no hay que temer tanto al colesterol que procede de alimentos de buena calidad y saludables, sino de los que no aportan nada interesante junto con ese colesterol. Importante aumentar y priorizar el consumo de alimentos cardiosaludables como frutos secos, AOVE, pescados azules antes que los de mayor contenido en colesterol LDL como los cárnicos procesados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s