Evitar la obesidad: ¿tan “fácil” como comer mejor?

¡Hola! hago un pequeño paréntesis en la lista que tenía programada de artículos que me habéis pedido por redes sociales para hablar de algo que tenía pendiente.

En ocasiones vemos a alguien con obesidad,  que puede ser una niña, un hombre adulto…y podemos pensar “¿cómo ha llegado hasta ese extremo?“, “¿es que tanto le cuesta comer alimentos saludables“?. Bueno, en algunos casos esto se debe únicamente a un consumo frecuente de alimentos insanos y una vida sedentaria. Pero esto no siempre es así.

Me estoy refiriendo a que a veces, hay personas que debido a su bajo nivel económico no pueden permitirse comprar determinados alimentos saludables y tienen que recurrir a productos insanos de mala calidad por su menor coste. Y que por mucho que intenten cuidar su alimentación, tendrán que optar por algunas opciones no muy buenas para que les “salgan las cuentas”. Este es uno de los motivos por los que no soy partidaria de opinar sobre una persona con sobrepeso u obesidad que no conozco.

Por poneros un ejemplo, mientras que una bolsa de 100- 150 g de almendras al natural puede costar fácilmente 3 o 4€ según marcas, una bolsa de patatas fritas de más de 200 g tiene un precio de entre 1 y 2€. ¿Sacia lo mismo? evidentemente no, no podemos comparar los nutrientes que aporta la almendra con las calorías vacías de unas patatas, pero  desde luego muchas personas no pueden permitirse comprarlos a menudo.

Otro ejemplo. Mientras que el aceite de oliva cuesta mínimo 3€ el litro, el de girasol puede estar en torno a 2,70€ el litro. El kilo de brócoli puede costar entre 1-2€ el kilo, mientras que la patata está a menos de 1€ el kilo. La patata es saludable, pero las personas con bajo nivel económico suelen añadirla a muchas de sus preparaciones para llenar más los platos, desplazando así a los vegetales. Además, toda la bollería industrial es notablemente más barata, por 2€ o menos puedes tener como mínimo cuatro donuts, por ejemplo.

Más ejemplos: leche mezclada con agua para llenar más el vaso, más consumo de pan blanco que integral por su coste mayor, priorizar la pasta y el arroz en gran cantidad antes que los vegetales también por ser más económicos, mayor consumo de zumos de mala calidad antes que fruta fresca, galletas y cereales para desayunar antes que tostadas de pan con ingredientes saludables, hamburguesas  en Mc Donalds por tan solo 1€…

El precio de los alimentos frescos aumenta, mientras que disminuye el de los productos con materia prima de mala calidad.

¿Qué puede hacerse?

Ya salió una buena medida que era la de subir los impuestos a las bebidas azucaradas, para así fueran menos consumidas. El gobierno de España lo rechazó porque no hacía falta recaudar más dinero. Realmente hubiera sido positivo para la salud de la población, pero dejémoslo ahí.

Además de subir los impuestos a los alimentos-productos insanos como bebidas azucaradas, bollería industrial, galletas, alimentos procesados en general… otra medida interesante sería justo lo contrario: bajar el IVA de los alimentos saludables para que así pudieran estar al alcance de todos los bolsillos. De esta manera, es posible que se mejoraran las tasas de obesidad y sobrepeso, o al menos, si alguien no consumiera alimentos saludables ya no sería por motivos económicos.

Hay países como Irlanda donde se contemplan 89 subgrupos dentro de la categoría general de alimentos básicos, a los que  se aplica un IVA del 0%.  También en Reino Unido, donde se incluyen las carnes, pescados, cereales, frutas y hortalizas, entre otros, así como alimentos con contenido bajo en calorías o especiales para diabéticos o alérgicos. Esto también sería muy positivo por ejemplo para las personas celiacas, que tienen que ser millonarias para poder comprar ciertos alimentos adaptados, siendo que estas personas no han elegido tener intolerancia al gluten.

Además, también se podría controlar bastante la publicidad en anuncios de televisión, en los cuales el 90% de las veces se publicita y fomenta el consumo de productos poco o nada saludables, mientras que…¿ cuando aparecen campañas y anuncios fomentando el consumo de frutas, verduras, legumbres…? ¿cuando se informa de la importancia de una buena alimentación? ¿datos de obesidad?

En definitiva, recordemos que España mueren al año 90.000 personas por enfermedades relacionadas con la mala alimentación y que la tasa de obesidad se ha duplicado en España en los últimos 20 años y se estima que el 60% de la población sufre sobrepeso y un 20% tiene obesidad.

Lógicamente esto solo es una reflexión mía que ojalá fuera posible por una mejor salud de toda la población.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s