Fruta de temporada: UVA

¡Hola! hoy vengo a hablaros sobre una de las frutas de temporada que más me gustan. En Octubre vienen múltiples frutas y verduras, y concretamente os voy a hablar de unas de mis preferidas: las uvas.

Son gominolas dulces, pequeñas y además llenas de nutrientes. Las hay de muchísimas variedades, pero nos vamos a centrar en las de mesa más comunes, que son la blanca y la negra (y en medio de las dos, tenemos a la uva rosada).

Las dos son totalmente saludables y beneficiosas, aportando fibra y micronutrietes, pero en función de si es blanca o negra la composición nutricional varía un poco. Por ejemplo, la uva blanca aporta más cantidad de potasio que la negra, también más azúcares y por tanto más calorías, pero esta diferencia es muy pequeña, por tanto no debemos preocuparnos por ello. La uva blanca también aporta un poco más de calcio y de magnesio que la negra.

La uva negra, aporta un poco más de ácido fólico y de vitaminas del grupo B, concretamente vitamina B6. La vitamina B6 solamente tiene un aporte mayor que en la uva negra en alimentos como el aguacate, el plátano, el mango, las frutas desecadas y la chirimoya. Además contiene en su piel un importante antioxidante que es el resveratrol. Esta sustancia también podemos encontrarla en las nueces, pero el alimento con mayor cantidad es la uva negra.

El resveratrol es un buen aliado de nuestro sistema cardiovascular. Tiene el poder de retrasar el envejecimiento celular gracias a su gran acción antioxidante, y además también actúa como antiinflamatorio y regula los niveles de triglicéridos en sangre.

Estos beneficios de la uva son indiscutibles, ahora bien, si la uva negra tiene tanto resveratrol que es beneficioso para el organismo…y el vino tinto se hace con esta uva…¿es igual de beneficioso para la salud tomar vino? Por supuesto que no. Que el vino tinto contenga esta sustancia no quiere decir que tengamos que tomarlo cada día para obtener sus beneficios, ya que tomar alcohol va a incrementar nuestro riesgo a padecer distintos tipos de cáncer. Tomar una bebida alcohólica al día aumenta el riesgo de cáncer de esófago, con tomar un par de ellas al día, el riesgo de cáncer colorrectal se incrementa un 21%. Tomar de dos a cuatro al día ya se relaciona con siete tipos de cáncer digestivos. Realmente estamos ante un problema más grave de lo que parece, ya que hay muchas personas que comen y cenan cada día con vino o cerveza y esta simple práctica ya está incrementando el riesgo de sufrir cáncer, entre otras numerosas enfermedades. Por tanto, es preferible obtener el resveratrol directamente de la uva, y no del vino tinto, ya que no compensan estos beneficios con todos los inconvenientes que nos aporta.

Os animo a introducir las uvas en vuestra dieta, ya que son un snack perfecto para dar dulzor a vuestras vidas, que va acompañado de grandes beneficios para el organismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s